20 octubre, 2012

Por soñar

 
 
 
 
 




Lo primero que haré será acercarme a Times Square. No me importaran las luces con su brillo excesivo, ni los millones de pasos reflejados que no querré contar. No buscaré la bola que se cae en no sé dónde. Puede que me pare a escuchar jazz y tomarme un whisky con mucho hielo, mientras deseo que la luz se convierta en los blancos y negros brillantes que espero. Y encontraré ese instante pasando de largo las 20.000 leguas de viaje… Llegaré a esa reja y podré ver qué hay al otro lado. Pisaré el charco con mis nuevos tacones especiales para la ocasión y mi viejo abrigo largo, el cuello levantado, el pelo recogido, y encenderé un cigarrillo y mientras tú, mi dulce Denis, atrapas el instante. Comprobaré al fin, si el cigarrillo se mojó.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada