13 noviembre, 2012

Una rebelión miedosa



http://www.desmotivar.com/



Somos los silenciosos, que vivimos en un estado permanente de rebelión.
Hijos de los que sobrevivieron a aquella, ahora aburrida, guerra.
Y crecimos correteando entre sus secuelas y muchos hermanos a nuestro alrededor.

Somos los que no hablábamos con nuestros padres,
falsos soberanos de un reino matriarcal, reino del miedo, del qué dirán.
Escondiendo nuestros sueños, el secreto de otra realidad.

Le perdimos el miedo a la libertad cuando se nos echó encima de golpe.
Y de golpe hicimos la maleta, muertos de miedo un día 23.
Maleta que guardamos llena en el armario, con miedo de que vuelva otra vez.

Tristes protagonistas de una revolución sexual, empachados de soledades,
¡que ya no aguantábamos más!. Hasta que llegaron nuevas enfermedades.
No hables, no calles, no vivas, y otra vez para atrás.

Somos los autodidactas del ciber-espacio, o como "coño" lo quieran llamar.
Los que trabajamos sin pantalones, asfixiados, en aras de la rentabilidad.
Y lo arreglamos todo en nuestras casas, donde nadie nos escucha ya.

Los que nunca, nunca, nunca, dejarán de trabajar; quisimos regalarle al mundo
algo de seguridad, y nos salió rana la cuestión, se rompió nuestra jaula de cristal.
No digas, no calles, no vivas, otra vez vuelta atrás.

Somos los frustrados, los cobardes, insatisfechos y complicados.
No estamos en los libros, los padres de los "ni-ni" o como "coño" los quieran llamar.
Y no nos atrevemos a decir alto, pero muy alto que esto tiene que cambiar.
 
 
 
 


NACHO GALLEGO (EFE) VALLADOLID





No hay comentarios:

Publicar un comentario