07 enero, 2013

Niebla







Esta niebla que roba los sentidos de todas las palabras
que amanece demoledora encarcelando lo que haya
que condensa lo que respiro en bocanadas de nada
y cencellea en alfileres que caen como en metrallas.

Esta niebla que empuja hacia la tierra húmedas toneladas
de lágrimas perdidas en la esperanza de la misma vida
que convierte en permanente noche mi eterno día
y presiona inconsciente la tristeza nunca olvidada.

Te la cambio por la bruma que por las espaldas trepa
juguetona por las noches de camino a las estrellas
ensanchando con los matices los versos de los soñadores.

Te la cambio por la bruma de tu invisible sombra ciega
que pierdes paso a paso sin mirar si dejas huellas
y me da la alegría de saber dónde te escondes.





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada