18 febrero, 2013

Monstruos


 
 




Te lo digo, corazón

en los sueños humanos

se instaló el terror

no sucumbe a nuestros anhelos

y nos rebosa su pasión.

Te lo digo, corazón.

estos monstruos noctámbulos

viciosos de la razón

son la realidad opaca

de la crueldad del tener.

Te lo canto, si hace falta.

prefiero las malas hierbas

bebo a su salud

soy ellas yo también.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario