06 marzo, 2013

Hijos


 
 
 






Todo empezó así. Fue aquella tarde en la que el libro se cerró. Después de tantos años, intentando continuar a pesar del azar y de tantos momentos interrumpidos por ti, la historia había llegado a la palabra "fin".
Pero no me gustó. Y como si quisiera empezarlo de nuevo, me quedé ahí, al otro lado de la ventana.
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario