26 mayo, 2013

Aullidos míos




 
 
 
Gracias OPin
 




Esta noche me bebo las normas
sin tactos templados
porque en este pequeño lugar
donde no se tiran piedras
sino escupitajos
todos somos yo 
y yo es un eterno somos.
 
A pelo, sobre mi caballo desbocado
yo vivo la vida que puedo
porque yo sueño
con el mundo que quiero.
Y quiero meterme en tu sueño
con todo.

Te cambio ésta, mi hora maldita
por tu prosa bendita
y te cambio mi lágrima salada
por tu risa maravilla.
El pez de tu fina copa
te lo cambio por un brandy 
de ese mismo que sirve
para cocinar lo que te comes
¡sí! fuerte.
 
¡Ole y ole y ole y ole!
¡bendita seas España!
¡Que se llena la boca!
de una gran nada
de condescendencia falsa.
 
Mi noche es mía
y mi vida es mía
yo soy mi sueño
y tú eres
lo que deseo en mi espalda.
 
Porque que no se fuerza la alegría
ni se roba, ni se cambia
y si en mí nace un día
te prometo ¡alma cándida!
narrártelo con ironía.

Son lágrimas
nacen desbocadas
de las que brillan
y también de las que amparan.
Yo, no quiero esconderlas
ni debajo de las teclas.

Porque yo escribo con los ojos cerrados.

Porque puedo
y soy yo
y no me rindo
y sigo mí ruta
y no me escapo
y no me engaño
o sí, pero no me importa.
 
El positivismo está muy bien
para tí todo
¡no me lo encasquetes a mí!
yo, soy rebelde por naturaleza
en presente
no me agarro a nada
que no sea una pelea.
 
Hay gente que sufre
y que explota hasta en mis propios sueños 
sus partículas como de polvo
me cubren la cara
me despiertan una angustia
y una lágrima que respiro
y me trago.
 
¡Bendito tu chiste que roba una sonrisa!
Pero si vas a quitarme el disfraz
hazlo con dulzura
y veras como brillan los poros de mi alma.
 
Y hazlo también, antes
de que yo te quite el tuyo
a dentelladas comprometidas
alocadas
y sobre todo
ciertas.
 
 




Y si me encuentro un mazapán con sabor a manzana debajo de la almohada, sin lugar a dudas, estoy soñando en otro-sueño mientras amanece.











 

No hay comentarios:

Publicar un comentario