29 agosto, 2013

Marea de besos























 
 

Te pregunté de dónde venía el aire para esconderme
luego me escondí en el beso de la inconsciencia

Tú veías la luna que vuelve la noche oscura
yo veía soles que se vuelven estrellas

Me viste... te vi...
casualidades tu y yo
el reflejo del espejo
soñando con hormigas

nunca sabremos del por qué
o de la mágica ironía

que el tiempo que deseo tocarte lo invierto en soñarte
que no tengo piel que soy un aire empapado
que se mojan las manos entre las piernas de dos

que no puede haber tragedia
besando un corazón
tan desnudo
tan que late
que el hambre se ha sentado tan cerca
que no hay más espacio para temblar.

Marea de besos




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario