21 agosto, 2013

Sentido

 
 
 
 
 
No deja de ser irónico que las cosas que no tienen sentido sean las que en realidad lo tienen. Sin más vueltas. Como rendirse a la locura huérfana de ser un nadie entre los zapatos de los demás, cuando en realidad todos están descalzos. 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario