14 septiembre, 2013

Distancias






Alain-Laboile





























No (me) existe el tiempo
al llegar a la pared
solo (me) es espera
o permanencia
sangrante

hay lazos de sangre
indescriptibles
dolosos
universales

y en un bucle repetir.

En una Underwood
con intervalos de ojos cerrados
aprendimos hacia delante
y ahora todo es vuelta atrás
¿y dónde está la vuelta atrás?
¿y como avanzo sin mirar?
se vuelve más lento sólo si lo ves.

Para abrir levemente
los ojos a la realidad
busqué números sin
necesariamente

los números no tienen piedad
se repiten en un bucle
con los mismos zapatitos nuevos

Para cerrar leves
de nuevo los ojos

¡que más despacio todo es mejor!
Porque yo no, porque a mí no.
Y, pero, me, si...

Esto no es un poema
donde el amor se palpa
con neuronas luciérnagas
el amor no es un poema.

Hablo (me) de mí
es una carta
moralizadoras palabras
palabras de errores.  

No hay más distancia
que la espera de ahora.

y la calma que me das
me quita la calma.

Y, pero, me, si...

y vivir un rato en el hueco de los 21 gramos que anida en tu alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada