20 octubre, 2013

Recuerdo






©Sarolta Bán  

 
 

Fui perdiendo la memoria, sucedió un día extraño que ya no recuerdo. Ahora me doy cuenta de que la perdí por las esquinas invisibles del tiempo, justo cuando las doblaba en silencio para no despertar tu sueño. Debió ser un día que te dije un -sí-, o quizás fue el intento de un -no-, mas no lo recuerdo. 

No recuerdo unos ojos tan abiertos en la mañana ni tan esperanzados con la palabra. No recuerdo otra sonrisa menos incierta ni una estrella más bella.

Bella era la historia que olvidé en este camino alado en el que me encuentro; soy una hoja desprendida que olvidó de dónde vino y a dónde irá. 

Irá cambiando tu sonido, ese misterio que no recuerdo que me perdí. No sabré reconocerte entre las voces todas que escuché y por ello, tendrás que buscarme tú.

Tú, tú encontrarás mi memoria perdida, será un tesoro que quizás no brilla, será un contenido anhelo del corazón, una semilla. Recordarás el día que te dijeron un -no-. Y entonces plantarás un -sí-. Sé que tu mundo cambiará tanto que te costará reconocer lo que ves pero, ¡corazón! recogerás flores por las esquinas visibles del tiempo y cuando te pares para mirarte en los espejos te verás rodeada de colores, te verás a ti.
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario