10 junio, 2014

Maletas (II)


 
     TODOS



Tienen las noches un tempo
en el que, el silencio
casi se mata.

en algún parque los pájaros
con sus trajes de ramas,
la insolencia esconden
tempo de silencio

pausa.

Hay un equilibrio de tonos grises
en la selva de los suelos
y como si tuviesen vida propia
nos miran tropezar

¿Cuándo fue
que los seres de la noche
nos asustamos tanto?

por devolvernos al día
naufragamos
que la luz no se hará.
Tempo de silencio


A veces, a lo lejos
estornudan motores.
Debe haber un túnel infinito
circular

y hay tensión, y un grito
en las pupilas dilatadas
de este, nuestro animal.

En la maraña del pelo
amontonadas mariposas
perdiendo los sueños

¡que siempre fue de noche
cuando la vida!

tienen las noches un tempo
de purísima tensión emocional
sobre un cable
equilibrio

tuvimos suerte,
sobrevivimos al día
y decidimos

dejar de preguntar

la noche que me dijiste:
  que te quiero, en calma,
    cuídame el silencio
      bájame la espalda
        piérdete de ausencia
          llórame la montaña
            bórrame el lunar
              o cámbialo por dos
                muérdeme la luz
                  clávame la memoria
                    de los poros desiertos
                      sobre la historia
                        y tócame un concierto.

Tempo de silencio
por girar en el aire
de la nada
sideral

la huella es el premio
al atropello de pensamientos
y maldito el camión
que corre

por volver.
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada