01 octubre, 2014

Rotuladores










Ay maldita sea me gustaría estar
muerta
-absolutamente no existente-
ausente de aquí -de
todas partes pero cómo lo haría



Marilyn Monroe
 
 
 

Venía de vez en cuando
se traía el alboroto con un ordeno y mando
se traía la simpatía azucarada, envuelta en lazos
el olor, suyo, personalizado, tronco quemado

niña que dibujas con colores los estados de ánimo
lápices apagados, papeles cuadriculados
prepárate para dormir, mi lienzo blanco,
tu piel nueva y esa fría seda
tu rostro enmarcado, siempre en mi cartera

venía de vez en cuando
con sus rezos rancios de roces
buscando con sus dedos botones abrochados
calla, susurra calla, calla

es un desconocido, me enseñaron a respetarlo
y si cierro los ojos, el negro será mi aliado
y que venga la noche a llevarme de este lado

que yo solo quiero colores brillantes
de rotuladores brillantes
que brillen sobre el papel más grande
tan grande como este techo arañado


venía de vez en cuando... y siempre me robaba algo.















 

No hay comentarios:

Publicar un comentario