02 noviembre, 2014

Clown




Eolo Perfido
Clownville-Darkness
 




Puedes llamarme dolorosa
y te permitiré reírte tras la pared
así lo decidí cuando me cantó en un poema
un paternal Eutuchenko,
Eugenio para los amigos y su buen nombre
el que se escondía de la prosa

pero yo prefiero llamarme dolido, corazón dolido
porque se me caen los pétalos ¡no lo dudes!
se me caen como chaparrones sucios
que lejos de manchar revisten
y se me funden como abrigo

Yo miraba al cielo, (fue un descuido)
y se me cayó el principio del principio del verbo del sentido
del haber vivido
que tengo los ojos manchados de ver lo que no deseo
que no hay dios en un mundo dolido
ni una mayúscula que lo digne
no hay nada, solo vacío
y todos vuestros intentos de embellecer las flores
no son más que eso, loables intentos,
malditas sean las religiones
préstame tu nombre y ese verbo
que sigo intentando entenderlo

más allá de las revoluciones recibí claveles
eran rojos, rosas, amarillos
los que se vendían en calles
como aquella del olvido
igual que se vende el miedo a no ser nadie
también en una calle
como aquella del olvido
si ya lo decía un tal Joaquín,
Sabina para los amigos

yo también te lo digo
-el olvido se compra en la estantería de los vidrios-
y entonces lloramos por saber estar en coma
los corazones dolidos lloramos infinitos

Algo de pena me das con tu ceguera de juicios
tú no sabes dónde mirar si se te cruza un corazón dolido
yo veo esa bruma que sale del agua
justo cuando en la tierra tiembla la desesperanza
pero todavía deseo que olvides tu mal sueño
ese en el que te ves nada,
y tus ausencias te dejan solo.

Dentro de la maraña
sabemos reconocernos
será por necesidad, será por el espejo del reflejo
o será el espeso aire entre los labios
que queremos besarnos como si viviésemos


ábreme la boca
préstame tu infierno
justo ahora que el mío está muriendo en las cartas que escribí
por no llorar las deshoras
ni el invierno que acogí.

este corazón dolido (insisto, te puedes reír)
sabe que está en coma de mañana
pero de noche se niega a morir.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada